¿Cuál es el acento latinoamericano más difícil de imitar para los costarricenses?

Latinoamérica puede contar, fácilmente, con más de 20 acentos distintos. Eso sin tomar en cuenta los acentos entre diferentes regiones en cada país.

En redacción de la revista Quantik nos dimos a la tarea de clasificar algunos de estos acentos, del más fácil de imitar al más difícil. El criterio para seleccionar los acentos analizados fue sencillo:

  • Top of mind: Analizamos solo los primeros acentos que se nos vienen a la cabeza, hasta llegar a los menos conocidos, o imitables.
  • Cuántos miembros de nuestro staff son capaces de identificar el país de origen al escuchar un video
  • Cuántos miembros del staff imitan correctamente el acento, basado en aprobación popular.

Vale destacar que el staff de nuestra revista es 100% costarricense. Entre los descubrimientos, encontramos que conocer expresiones propias del país ayudan mucho a imitar el acento correctamente.

Un ejercicio divertido, sin mucha base científica. Estos son los acentos agrupados de más fácil a más difícil:

10 – Nicaragüense

Eeeeej pueeeeej! Vamos por los chigüines puej!!!!.

Sin duda, la cantidad de nicaragüenses viviendo en Costa Rica ha facilitado que, con los años, el tico promedio conozca bien la sonoridad y expresiones del hablar del Nica. Este acento obtuvo un 100/100, todos nuestros colaboradores lo identifican e imitan con aprobación popular. Los vecinos del norte son por mucho el acento más popular e identificable de nuestro país.

9- Mexicano

Órale wey, pos no mames pinche pendejo.

El acento mexicano ocupa el puesto número dos. La influencia de las series y novelas televisivas que por años han inundado las pantallas de nuestros televisores, han hecho que los ticos no solo conozcamos bien el cantadito mexicano, sino que podamos utilizar con fluidez una gran variedad de frases.

8- Argentino

Che, mirá, jugamos muy bien al futbol. Me gusta ir al frente con la pelota.

Curiosamente, el tercer acento más reconocido, el argentino, está asociado fuertemente al futbol. Su imitación se basa en cambiar la Y y la LL por una especie de S con H, hablar de vos y listo, sonás como argentino pibe.

7- Cubano

Oye chico!!!!

Acá van empezando los problemas. Cuando le piden a un tico imitar a un cubano, probablemente pegue la sonoridad del conocido oye chico, probablemente importado de Tres Patines. Sin embargo, acá el tico empieza a flaquear en su conocimiento de otras frases que le permita hacerse pasar por caribeño.

6- Español España

Joder tio. Que nos la hemos pasado de puta madre!!

Decidimos analizar el español de España. Nuestro staff fue hábil en incluir una gran variedad de malas palabras y frases vulgares tales como: Tio, te voy a hacer una paja, la concha de tu madre será, ostias!, joder joder joder!!! Sin embargo, a la hora de tratar de establecer una comunicación entre dos partes, el acento empezaba a salir como una combinación entre Nel López y el Cañero.

5- Colombiano

Oiga mijo! Venga pa saludarlo mi gonorrea

A pesar de reconocerlo al escucharlo y tener una población importante de colombianos en Costa Rica, al tico le cuesta llegar al tono del dulce acento de Colombia. Apenas estamos conociendo algunas frases, y es difícil lograr las ondulaciones del bogotano, tal vez nuestra principal influencia. No faltaron las frases inspiradas en la serie de Pablo Escobar de Netflix.

4- Chileno

Este es otro acento que el tico reconoce, pero le cuesta imitar. A partir de este punto, no fue posible para nuestro staff ubicar una sola frase clásica de los siguientes países, por lo que esto nos mete en la zona de “los acentos difíciles”. Coincidimos en que para imitar a un chileno se debe alzar el tono y hablar más rápido.

3- Guatemalteco

El primer acento Irreconocible para el staff. Obtuvimos una rara combinación de mexicano arrepentido con Chileno. Al comparar con los videos, el invento no parecía tan mal, sin embargo entramos en terreno nebuloso.

2- Boliviano

Por alguna razón, los intentos de imitar el acento boliviano solo provocaron que nuestros compañeros empezaran a subir el tono de voz y dijeran incoherencias que sonaban como mexicano muy servicial. 0/0

1- Hondureño

Al tratar de imitar el acento hondureño, nuestros sujetos de prueba terminaron sonando como un arremedo de nicaragüense con el invento de acento boliviano y un tono de voz pesado, como sonando a Hugo Chavez enojado. Acá obtuvimos puntos negativos -10/-10

Acá decidimos terminar el experimento.

¿Qué les pareció la lista? ¿Cuántos acentos pudieron imitar?

Allan Matarrita Autor

CEO & Fundador de Quantik. Emprendedor, gerente de innovación, escritor y productor de comedia y entretenimiento para web y televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *