Crítica de cine: Warcraft

Por Antonio Chamu

Duncan Jones es uno de los mejores directores de ciencia ficción de nuestra generación, un gran contador de historias a pesar del minimalismo que el espacio indi le ha dado. Sus trabajos se han realizado con ingenio y profundidad temática.
warcraft-movie-poster-full_987.0.0En esta incursión, Jones rompió con todo lo anterior y se introdujo en un terreno completamente diferente para él, una fantasía épica relacionada con un videojuego muy conocido y querido.
Jones respetó gran parte del argumento base y en honor a los seguidores del juego diseño una obra que le hiciera valía a la obra original, ciertamente, desde ese punto de vista cumplió y los amantes y conocedores del videojuego quedarán muy satisfechos.


El arte y los efectos visuales son los puntos fuertes de la película, sin los dibujos por computadora las grandes proezas de los protagonistas sería imposible de crear, sin embargo, hay un exceso en las proporciones del uso de los mismos, al punto, que después de un rato, se pierde la identidad de los personajes sobre la creación artificial, demasiados efectos y poca profundidad en lo que los personajes tratan de exponer.


La historia es, para una persona ajena al videojuego, terriblemente confusa, acelerada desde el inicio y con un montón de personajes que uno debe de adivinar sus historias o sus objetivos. Es una historia contada a media res, es decir, hay mucho trasfondo que ignoramos, y que solo se dan pedazos de información de forma aleatoria, pero que aun así, no podemos pegar adecuadamente.
Los giros, la mayoría predecibles, son poco interesantes dentro de la trama, lo que la hace bastante aburrida.

warcraft-still1
Es una película sin sentimientos, solo de impresión visual, seguramente por la patética actuación de los actores reales, uno nunca logra conectarse emocionalmente con nadie.
Hasta Michael Bay tiene sus momentos emocionales en medio de tanta bomba… acá, pues, quedó debiendo.


El punto más interesante de la cinta es la parte visual, los efectos y los vestuarios. Es interesante, que en comparación a otros trabajos de Jones, este sea el que posee menos profundidad, y más en la partes técnica y decorativa, cuando usualmente en sus otros trabajos ha sido todo lo contrario.
Sobre el gusto, pues, a media peli yo deseaba que terminara. No me gustó.
Sin embargo, he visto y leído que tiene una gran base de fans, con los que ha conectado de forma adecuada, posiblemente por que conocen más de la historia que otros no sabemos. Pero, una película, a mi criterio, debe existir como una unidad narrativa propia, que se entienda y que sea accesible para cualquiera. Este, creo que no es el caso.


Se deja ver, como si fuera una peli de domingo por la tarde.
A mi me aburrió mucho y me emocionó poco, pero, varia gente en la sala hacia porras a los personajes…creo que ya estoy viejo.

Calificación de Chamuestrellas: 3 de 5.

  • Randall Sandí

    Supongo que es de esas películas que debes de prepararte para ir a ver… los críticos lo harán, pero tendrá problemas con el cineasta promedio hacia abajo que no se “prepara” para ver una película (como yo) y que no conoce la historia (yo por suerte sí la conozco), esperemos que no sea solo efectos especiales y que sea decente al menos para una franquicia como Warcraft que merecía una película hace años, al igual que Legend of Zelda (en especial Ocarina of Time).

Entradas recientes

Categorías

Lo ultimo de nuestro canal

Crítica de cine: Warcraft

1