Crítica de Cine – Buscando a Dory

Ya vi “Buscando a Dory”

Cuando Pixar inició esa travesía valiente de crear obras de arte, tocó el corazón de muchísimas personas con trabajos de una calidad inimaginable, poniendo un estándar de calidad muy alto para los poquísimos competidores que existían en su época, y de paso, generando a toda una generación de personas con una sonrisa en el rostro y un corazón lleno de esperanza.

doryBuscando a Dory es una secuela, y a la vez una precuela, pues por medio de flashbacks vemos cuál es el origen del personaje que adorna el título.

Dory, es un personaje encantador y muy difícil de explicar, pero, la magia narrativa de Pixar hizo que en su primera entrega este personaje cobrara una fuerza sin igual que aun amamos. Tanto, que se ganó el privilegio de tener su propia película a manera de continuación.

Esta cinta carece de esa simplicidad del relato que hizo de su predecesora un clásico instantáneo, sin embargo, este guión lleno de flashbacks, recovecos, giros y cambios de ritmo hacen que esta peli sea una unidad narrativa propia con una personalidad madura que demuestra el virtuosismo del sello Pixar, y eso es bueno.

Sin embargo, la magia original, no es tan fuerte, pero está presente. No es como reencontrarse con esos sentimientos al ver a Nemo abrazar a su padre, es diferente, menos prominente, y sin embargo, despierta emociones hermosas en todos nosotros.

No es de los mejores trabajos de Pixar, pero cumple, uno sale satisfecho.

La complejidad de los personajes es algo que se puede observar, y que es digno de envidia, incluso para muchos actores reales, ver a estos personajes acuaticos nos da una maravillosa perspectiva de lo que es una buena actuación, en este caso, una actuación animada, repartida en expresionesy frases adecuadamente colocadas para sembrar emociones que agradecemos cosechar en la marcha de la historia.

nemoLa animación, pues, en su evolución tiene un aporte poco significativo, manteniendo la misma estética y cuidados de su predecesora. Aun así, el personaje de Hank el pulpo, es el personaje mejor logrado técnicamente hablando. En lo personal, pudieron intentar mejorar ese aspecto, pero, entiendo que desearon mantener una continuidad visual con la primera película.

Algo que siempre me impresionó de la primera entrega fue la belleza sensorial que lograron plasmar de la vida acuática, algo que sentí que no estaba igualmente trabajado, me hizo falta esa sensación bella de la vida marina. En los créditos finales, se desquitan poniendo por pequeños momentos impresionantes imágenes generadas por ordenador, con texturas , colores y sensaciones maravillosas, sin embargo, al llegar a ese punto, es hora de levantarse de la silla y regresar al mundo real.

Es una cinta que puede despertar a nuestro niño interno, y que puede divertir a toda la familia, con un bello mensaje. No es superior a la original, pero, tiene vida propia y eso es bien.

Le pongo 4 estrellas de 5

Entradas recientes

Categorías

Lo ultimo de nuestro canal

Crítica de Cine – Buscando a Dory

0